Categorías
Propósito

El sentido de la vida

La vida tiene dos sentidos. Uno es individual, solo tuyo. El otro es grupal, común a todos los seres. Se podría decir que son el mismo, pues el objetivo individual es parte del grupal y el grupal es parte del individual. Que están estrechamente relacionados, vaya.

Lo puedes leer o escuchar, como quieras:

Para poder explicarte de qué va todo esto debo antes ponerte en contexto. En mi búsqueda, que aún continúa, recibí mucha ayuda en forma de conocimiento y la comparto ahora contigo como forma de agradecimiento. Si no ves claro el camino o simplemente tienes preguntas profundas, quizá algo de lo que cuente pueda ayudarte a encontrar tus propias respuestas.

No tenía ni idea del sentido de mi vida hasta que el universo puso en mi camino a una persona. Llevaba toda mi vida pensando de una manera, mezcla de educación familiar y formación obligatoria, sin detenerme a comprender el para qué de las cosas, con los ojos abiertos pero sin ver nada. Llegándome a identificar con un papel que yo no había elegido y que estaba interpretando en piloto automático. Entonces, tenía delante de mí a una persona rara, pero que parecía sentirse muy bien consigo y sus decisiones. Hablaba y actuaba diferente a todo lo que yo había conocido hasta entonces. Transmitía paz. Una paz que yo no tenía, que no era consciente que existía y que, desde aquel momento, quería alcanzar. Tras varias conversaciones, descubrí que la forma de pensar, sentir y actuar cambian los acontecimientos. Si otro ser humano fue capaz, supuse que yo también.

Tras pasarme años preguntando: “¿Por qué a mí? ¿Qué necesidad? ¿Qué he hecho yo para merecer esto?” Comprendí que la situación en la vida es una cadena de decisiones, con las cuales no estaba satisfecho, pero me habían llevado hasta ese momento y podía sentir que sería trascendental. Precisamente por eso, dudé de todo lo que había hecho hasta entonces, pues dudar permite la pausa y ahorrar energía de no saber a dónde vas. Era el momento justo para dejar de ser víctima de una película mala y pasar a ser protagonista de la mejor. Ahí comenzó mi búsqueda.

Escuché, leí, probé, observé y aprendí. No me quedé con todo, claro está. Incorporé de aquí y de allí aquello que resonaba en mi interior, puesto que la experiencia es individual e intransferible. Cuando aparece en tu vida alguien que viene a enseñar, lo hace para que aprendas y encuentres tu propio paso, no para seguir sus huellas. Mira, me queda muchísimo aprendizaje, pero quiero compartir contigo lo que he ido encontrando en mi viaje que me ha servido para ir dejando el sufrimiento y pasar a vivir en agradecimiento.

Digamos que la vida tiene múltiples sentidos, a través de múltiples misiones y, por consiguiente, múltiples enseñanzas. Sin embargo, hay una misión principal que antes he comentado como grupal, común a todos los seres. En realidad, esa misión es individual y grupal al mismo tiempo: evolucionar. Evolucionar es transformar el egoísmo en amor. Fácil de decir, no tanto de practicar. Para llevar a cabo cualquier tarea, es necesario aprender primero y la mejor manera de aprender, es practicar. La existencia es un aprendizaje continuo donde experimentamos el amor y la ausencia de él junto a otros seres que se encuentran en aprendizaje también. Disponer de libre albedrío significa tomar a diario la libre decisión entre asumir un papel egoísta o un papel amoroso.

Eso sí, el viaje no es en solitario. Los secundarios y figurantes, el resto de personas, vienen a enseñarte algo, así como tú a ellos. La vida es en definitiva aprender a amar. Ahí es donde entra en juego la misión individual, pues el primer paso es conocerte. Esto propicia que puedas comprenderte, requisito indispensable para aceptarte. Aceptándote, podrás amarte y la plenitud que nace de amarte es la que te empuja a compartir ese amor, es decir, amar a los demás. El autoconocimiento es individual, nadie puede hacerlo por ti, requiere voluntad y esfuerzo, pero es lo único que te permite ser libre, lo único que te permite alcanzar serenidad, bienestar contigo y con tu entorno.

escribes, diriges e interpretas tu propia vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s